2012

Imprimir
PDF

 

 

alt

Andrés Amorós gana el Premio Literario Paco Apaolaza

 

8 de Marzo de 2012

El catedrático, escritor y crítico taurino de ABC, Andrés Amorós, ha resultado ganador de la IX edición del Premio Literario Taurino Paco Apaolaza, por su trabajo ‘Luto’ publicado el 26 de setiembre de 2011 en el diario ABC que hace referencia a la última corrida de toros celebrada en la Monumental de Barcelona. Andrés Amorós es Doctor en Filología Románica, Catedrático de Literatura Española en la Facultad de Filología de la Universidad Complutense de Madrid. Siempre vinculado al mundo del teatro y los espectáculos. Es autor de más de cien libros de su especialidad, pero también de otros contenidos como la tauromaquia, materia a la que es muy aficionado. En esa vertiente dirige la colección de libros "La Piel de Toro". Entre sus galardones destacan el Premio Nacional de Ensayo, el Premio Nacional de la Crítica Literaria, el Premio Fastenrath de la Real Academia Española y el Premio José María de Cossío. Don Andrés Amorós es Académico de Honor de la Real Academia de Cultura Valenciana.

 

El premio Paco Apaolaza fue constituido en 2003 para rememorar anualmente  la figura del crítico taurino donostiarra Paco Apaolaza, colaborador durante muchos años de 'El Diario Vasco' y del grupo Vocento. La decisión del jurado fue dada a conocer ayer por Mario Boronat, presidente del mismo, en un acto celebrado en el restaurante Casa Vallés en el que estuvieron presentes, entre otros, Amparo Fernández, viuda de Paco Apaolaza, Miguel Fernández, secretario del Premio y Julio Díaz de Alda, presidente de la Peña Paco Apaolaza.
El Premio literario taurino Paco Apaolaza, que cuenta con el respaldo y la colaboración de la Peña Paco Apaolaza, está dotado con 4.500 euros que aporta la Fundación Cruzcampo. Hasta ahora, contaba también con un artístico trofeo realizado en plata, donado por el Ayuntamiento donostiarra, que reproducía el viejo portón del Chofre, la mítica plaza de toros donostiarra desaparecida en 1974. Trofeo que la corporación ya no aporta. El objetivo del premio es apoyar el periodismo de calidad y la defensa de la integridad de la fiesta de los toros, dos de las pasiones de Paco Apaolaza, fallecido en 1998.
El presidente del jurado, Mario Boronat, elogió la personalidad del  galardonado así como la oportunidad y contenido histórico de la corrida reseñada por Amorós que supuso un hito tristemente recordado en el ámbito de las corridas de toros y, de manera especialmente significativa en el caso de la plaza de la ciudad condal.
El premio conseguido por Andrés Amorós se suma a los logrados desde 2003 por el cordobés Antonio Aguilera con el artículo ‘El último beso’ en el que descubría que San Sebastián fue el escenario en el que Manolete vio a su madre por última vez; el alicantino Guillermo Boto (2004) por su trabajo ‘Cádiz y San Sebastián, pioneras del periodismo taurino’; el poeta Rafael Peralta (2005), por su trabajo ‘San Sebastián y el aroma de romero’; Antonio Lorca (2006) por su artículo titulado ‘Ráfagas de emoción’ publicado en el diario ‘El País’ en la sección de Toros y Fiestas Populares; El periodista Carlos Herrera (2007) por su artículo ‘Ponce, Tomás y El Cid, resurrección en Sevilla’, publicado en el suplemento ‘XL Semanal’ y el salmantino Paco Cañamero (2008) por su artículo ‘Las banderillas de El Viti y El Chofre’, publicado en ‘La Tribuna de Salamanca’. El año 2009, el premio fue declarado desierto y en 2010 fue el sevillano Antonio García Barbeito el ganador de la VIII edición por su artículo ‘El toro de la palabra’ publicado en el diario ABC. 
 
El jurado del Premio está compuesto por Mario Boronat (presidente), Julio Cuesta (director de la Fundación Cruzcampo), Santiago Illarramendi (manager), Maravi Dafauce (Del Ayuntamiento donostiarra), Jaime de Pablo Romero (ganadero y aficionado), Juan Maria Arzak (cocinero), los periodistas Rosa Villacastín y José María de Juana; Francisco Tuduri (aficionado y presidente de la plaza de Illumbe), Jesús Ferro (asesor de la presidencia de la plaza de Azpeitia), Amparo Fernandez (viuda de Apaolaza); Ramón Orcolaga (aficionado) y Miguel Angel Fernández Muñiz (fundador de la Peña Paco Apaolaza).
 

 

alt

 
Imprimir
PDF

 

alt

Conferencia de Domingo Delgado

 

 

10 de Febrero de 2012

 

Tras la asamblea anual de socios, celebrada a finales del mes de enero, las actividades  propiamente dichas de la Peña Paco Apaolaza se iniciaron el viernes 10 de febrero con una conferencia del abogado, escritor y conferenciante Domingo Delgado de la Cámara, un amigo especial de la Peña, convertido ya en un ´clásico’ siendo ésta la cuarta vez que nos deleita con su directa y valiente opinión sobre temas taurinos.  En ésta ocasión, ante un nutrido auditorio que llenó al completo la sala Valvanera del Círculo Riojano –que nos cedió amablemente sus locales- Delgado analizó el futuro de la fiesta cara a los próximos quince años.
Los datos aportados por el conferenciante, que abordaron la totalidad de los diversos aspectos que configuran la Fiesta, ofrecieron un balance pesimista ya que la postura tanto de los toreros, como de los empresarios, ganaderos, aficionados y, de modo especial, del denominado G10 deja bastante que desear y no se produce la necesaria reacción de los distintos estamentos implicados para provocar un giro sustancial en el devenir del mundo taurino. Los carteles de Valencia de éste año son una muestra de lo que nos espera.
Delgado no olvidó las condicionantes impuestas por las modas sociales (que han buscado otros derroteros), la práctica inexistencia de relevo generacional en los tendidos que están abocados a un vacío aún más serio que el actual, en el momento en que por razones de edad o fallecimiento no acudan a la plaza los que actualmente lo hacen. Esas condicionantes se suman y mezclan con los cambios de ciclo al haberse pasado de una sociedad rural a una urbana o post urbana. Mientras en la primera las personas y los animales ‘ocupaban cada cual su sitio’, en la actual se ha dado un giro hacia el encumbramiento cuando no endiosamiento del animalismo hasta extremos de que se ha llegado a situaciones que no hubieran sido entendidas bajo ningún aspecto por nuestros padres o nuestros abuelos.
La gravísima crisis económica envuelve peligrosamente todos estos factores y, en definitiva, han conducido a los toros y a quienes los sustentan prácticamente en elementos extraños a la   sociedad actual.  Hoy por hoy –dijo Delgado-  y con los datos en la mano (asistencia a las plazas, honorarios de toreros y ganaderos, precios de las entradas, división traumática de los distintos sectores de la Fiesta, fracaso de la recogida de firmas, alejamiento de la juventud, división entre las figuras del toreo y sus apoderados, las condicionantes políticas de las que cabe esperar sorpresas negativas incluso entre algunos de los actuales mandatarios del PP, etc) nada invita al optimismo cara a los próximos años.
 “La única esperanza que me queda –dijo Delgado- es que, como sucede con todos los que juegan a adivinos o futuristas me equivoque en mis augurios y acabe sucediendo algo, hoy por hoy imprevisible, que haga cambiar las cosas.
A pesar del mensaje pesimista de sus palabras, la charla de Domingo Delgado de la Cámara impactó a los asistentes por su contenido preciso y actual con datos difícilmente rebatibles que, a la postre, obligan a los aficionados a los toros a luchar lo indecible por conseguir una unidad y seriedad que derive en generar un respeto entre aquellas instancias en cuya mano está el futuro de la Fiesta. Francia, una vez más, volvió a plantearse como el ejemplo a seguir.
Finalizada la charla los asistentes degustaron un lunch servido por la Peña en las instalaciones del Círculo Riojano departiendo los asistentes en amable camaradería.